+39 06 3751 8234 info@saltech.it

Extinción de incendios

Todos esperamos no utilizarlos, pero es importante tenerlos

La normativa contra incendios forma parte integrante de la legislación en materia de seguridad y conocerla es crucial para su empresa: por las obligaciones que impone la ley, pero sobre todo para su protección diaria, la de sus trabajadores y la de su empresa.

La legislación vigente clasifica el nivel de riesgo de incendio de las empresas en función de su tamaño y características.

Las actividades se diferencian en tres clases de riesgo:

ACTIVIDADES DE ALTO RIESGO DE INCENDIO

Las siguientes actividades entran dentro de esta categoría (lista no exhaustiva):

ACTIVIDADES DE RIESGO MEDIO DE INCENDIO

Esta banda incluye actividades no incluidas en la lista anterior y sujetas al Decreto Presidencial 151/2011, es decir (lista no exhaustiva):

ACTIVIDADES DE BAJO RIESGO DE INCENDIO

En esta franja se incluyen las actividades no incluidas en las listas anteriores, es decir, todos aquellos lugares en los que haya sustancias poco inflamables, cuyas condiciones de funcionamiento ofrezcan pocas posibilidades de que se produzcan brotes y en los que no haya probabilidades de que se propaguen las llamas.

Curso de lucha contra incendios: ¿qué es, para qué sirve y quién tiene que hacerlo?

Una parte fundamental de la legislación sobre seguridad contra incendios es la formación del personal y de los responsables de seguridad, especialmente si se trabaja en entornos clasificados como de riesgo medio y alto.

Según el Decreto Legislativo 81/08, el empresario debe designar a uno o varios trabajadores encargados de aplicar las medidas de prevención de incendios y gestión de emergencias y, por ley, debe garantizar que los empleados designados para esta función reciban formación en materia de prevención de incendios.

La duración total del curso de educación y formación varía en función del nivel de riesgo:

El curso de lucha contra incendios enseña a gestionar las emergencias en una empresa, a activar los procedimientos de evacuación correctos, a intervenir en caso de conato de incendio con extintores y a conocer los sistemas de extinción, como los carretes de manguera y las bocas de incendio.

En todos los casos, los trabajadores deben superar una prueba final que permitirá a la empresa recibir el certificado de oficial de bomberos.

El certificado de prevención de incendios: ¿qué es y cuándo es obligatorio?

El certificado de prevención de incendios, abreviado CPI, es un certificado que acredita que la empresa en cuestión cumple la normativa de prevención de incendios y, por tanto, satisface los requisitos de seguridad contra incendios.

El IPC lo expide la jefatura provincial de bomberos tras una inspección de verificación:

Cumplimiento de la normativa de prevención de incendios
La existencia de requisitos de seguridad contra incendios en locales, actividades, almacenes, instalaciones e industrias peligrosas identificadas en relación con la posesión y utilización de productos inflamables, inflamables o explosivos.

El IPC sólo se exige a determinadas empresas y tiene una validez de cinco años, tras los cuales debe presentarse una renovación periódica de la conformidad con el fuego.

¿Cuándo es obligatorio?

No para todas las empresas es obligatorio el IPC, concretamente la lista de actividades sujetas se indica en elAnexo 1 del Decreto Presidencial 151/2011, que consiste en una lista de las 80 actividades consideradas de mayor riesgo en caso de incendio.

Las actividades se dividen a su vez en 3 categorías según:

En función de estos criterios, las empresas pueden pertenecer a la Categoría A, de baja peligrosidad, a la Categoría B, de peligrosidad media, y a la Categoría C, de peligrosidad alta.

Categoría A

no es obligatorio pedir a los bomberos que evalúen el proyecto. Las inspecciones de los bomberos se realizan de forma aleatoria; si se realiza una inspección, el titular de la actividad puede solicitar la emisión de un informe de inspección técnica. Se trata de actividades normalizadas, es decir, con una "reglamentación técnica", y con un nivel de complejidad limitado

Categoría B

es obligatorio pedir a los bomberos que evalúen el proyecto. Las inspecciones de los bomberos se realizan siempre de forma aleatoria; si se realiza una inspección, el titular de la actividad puede solicitar la emisión de un informe de inspección técnica. Se trata o bien de actividades presentes en la categoría A (con un "reglamento técnico") pero con un nivel de complejidad superior, o bien de actividades sin reglamento técnico pero con un nivel de complejidad inferior a la subsiguiente categoría C;

Categoría C

es obligatorio pedir a los bomberos que evalúen el proyecto. Las inspecciones del Cuerpo de Bomberos son obligatorias, tras lo cual se expide un Certificado de Prevención de Incendios. Se trata de actividades con un alto nivel de complejidad, independientemente de la presencia de una "norma técnica".

Procedimientos de solicitud de cpi

Laobligación de solicitar una IPC en las actividades sujetas recae sobre el propietario, que deberá presentar una solicitud al Cuerpo de Bomberos antes del inicio de las obras, solicitando el control de prevención de incendios mediante la presentación de la siguiente documentación:

¿Qué hacemos por usted?